10 cosas para empezar bien el día

junio 24, 2013 with 1 Comentario

Comienza un nuevo día y depende de tu actitud se convertirá en un día maravilloso o en un horror, uno de esos días en los que piensas que hubiera sido mejor no levantarse de la cama. Para que esto no ocurra te damos 10 consejos claves:

1.- Levántate de la cama con una actitud positiva. El sueño tras la llamada del despertador es un estímulo depresor que poco a poco va desapareciendo a medida que vamos despertando. El cuerpo necesita al menos media hora para activarse de nuevo y estar lúcido. Dedica esa media hora a las rutinas mañaneras (ducharse, desayunar, etc.) Cuando termines, tu cuerpo ya ha despertado y es el momento de conversar con tu compañero de piso, pareja, padres, etc. Antes supondría un gran esfuerzo y seguramente nos pondríamos de mal humor ante la petición de otra persona o ante preguntas que no estamos en disposición de responder o de analizar recién despertados. Media hora después ya podremos interactuar correctamente.
2.- Planificación. Si eres una persona muy ocupada y las tareas hace que tus días sean agobiantes desde primera hora, un truco sería realizar un organigrama la noche anterior. Dedica unos minutos a apuntar en un papel cual serán las tareas a realizar al día siguiente, el tiempo que necesitarás y el orden en que las realizarás. Si dedicas ese tiempo a organizar el día siguiente, cuando te levantes por la mañana será un trabajo anticipado y sólo tendrás que releer el listado de tareas y seguirlo tal cual a lo largo del día.

3.-Mucha calma. Levántate unos minutos antes para que tu aseo personal y el desayuno no sea una carrera de obstáculos, esto también ayudará a estar más estresada el resto del día. Si llegas tarde y te duchas corriendo y no desayunas, tu cuerpo responderá de mala gana y le estarás pidiendo que use una energía que no tiene. Al comenzar el día el cuerpo necesita reponerse debido al desgaste del sueño, lleva muchas horas sin comer y para reactivarse necesitará nutrientes y vitaminas. Ya sea en casa o al llegar al trabajo necesitas desayunar bien para poder continuar en positivo. Si no lo haces, la falta de azúcares y nutrientes harán que tu estado de ánimo decaiga ante cualquier contratiempo.

4.- Alégrate de la rutina diaria, eres una privilegiada por poder tener esto que repites todas las mañanas. Es muy fácil que te aburras de hacer lo mismo de lunes a viernes y que levantarte suponga un esfuerzo enorme. Seguramente que tus pensamientos al acostarte y al levantarte al día siguiente son negativos, tipo: “mañana a madrugar”, “estoy harto”, “que sueño tengo”, “cada día lo llevo peor”, etc. Recuerda que los pensamientos pueden hacer que tu estado de ánimo varíe. Esfuérzate por cambiar estos pensamientos y repetir todos los días pensamientos en positivo.

5.- Llega a tu lugar de trabajo con una actitud positiva. Saluda a los compañeros y deséales un buen día. Poneros al día de los últimos acontecimientos del fin de semana o del día anterior. Aprender a reíros de vosotros mismos, de discusiones con superiores, etc. Contaros lo que hicisteis ayer por la tarde, la película que visteis en el cine o la conversación que tuvisteis con un amigo, es una forma de intimar con los demás y de comenzar el día más tranquilo, sin obsesionarte por las tareas pendientes.

6.- Dedica tiempo a arrgelarte tranquilamente. Intenta dedicar unos minutos a tu aspecto físico. Si te arreglas a tu estilo, estarás más seguro y más confiado. Cuando nos sentimos guapos nuestro estado de ánimo también es más positivo. Dedica unos minutos la noche anterior a preparar la ropa que te pondrás. Elige cosas que te sienten bien y ocúpate de que tu vestuario se pueda combinar de tal manera que la mayoría de las cosas te gusten. Si sales guapo por la mañana, el resto del día te sentirás bien. Si sales desaliñado o sin arreglar, cualquier incidente puede ayudar a que negativices la jornada.

7.- Fórmulas para levantar el ánimo. Si crees que tienes tendencia a la negatividad y los días se te hacen cuesta arriba, tendrás que utilizar alguna estrategia que te ayude a sentirte mejor.

8.- Soluciona los problemas. Cuando existen problemas de algún tipo, ya sea laboral, familiar, social, etc., el hecho de comenzar un nuevo día nos hace sentirnos mal. Lo principal es que soluciones el problema lo antes posible. Lo mejor que puedes hacer al levantarte es decirte “Hoy voy a hacer… para solucionar mi problema”. Es una forma de estimularte en positivo, ya que tienes la posibilidad de conseguirlo. Hazte cada día el propósito nuevo de hacer algo para resolver el problema, así no tendrás la sensación de pasividad y tendrás más posibilidades de que dicho problema se solucione.

9.- Repite todos los días al levantarte cuales son tus puntos fuertes como persona. Es importante que los tengas presentes y que los refuerces cada día. Ten en cuenta que ante un problema o un mal día es muy fácil que lo veas todo negativo y que no valores tus capacidades para resolverlo. Si te repites a menudo tus cualidades estarás más seguro de ti mismo y los problemas se te harán más llevaderos.

10.- Despídete de las personas que comparten casa contigo y deséales una buena jornada. El vínculo familiar es muy importante y la falta de comunicación a menudo empeora el estado de ánimo entre sus miembros. Mantente cordial con todos y despídete de manera cariñosa. Es una forma de mantener latente el apoyo que tienes en ellos cada día y te ayudará su recuerdo en momentos difíciles.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
10 cosas para empezar bien el día, 4.5 out of 5 based on 2 ratings

1 comentario

Actualmente 1 comentario en 10 cosas para empezar bien el día. Quizás te gustaría añadir uno ?

  1. Recientemente he comenzado un sitio web, la información de tu web me proporciona mucha ayuda. Gracias por todo tu tiempo y trabajo.

    Saludos

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Deja tu comentario!!