Consejos sencillos para estudiar en verano sin renunciar a vacaciones

agosto 19, 2013 with Sin Comentarios

No era el plan que teníamos cuando empezaron las vacaciones, pero bueno, no nos queda otra. Toca estudiar en verano para recuperar alguna asignatura, muchas, o todas. Es el precio que tenemos que pagar para no quedarnos demasiado atrás respecto a otros compañeros. No es cuestión de que ellos sean ya abogados mientras tú sigues yendo al instituto.

Además de nuestros consejos de puro vitalismo y optimismo, que es la primera actitud que debe tener el estudiante, queremos que sepas que una buena organización de tu tiempo de verano en los estudios te puede permitir levantar situaciones que crees desesperadas e irremontables. Todo en la vida tiene solución, sólo hace falta empeño para hacerlo.

Toma nota:

Ayuda profesional

Si tienes dudas, vacíos de conocimiento, puedes apoyarte en profesores de refuerzo, para intentar optimizar tu tiempo de estudio.

Escoge la mejor hora para estudiar

No todos tenemos los biorritmos igual. A unos nos viene mejor estudiar por la noche y a otros por el día. Siempre te decimos que escojas la hora donde tus energías estén a tope. Eso suele ser por la mañana, nada más levantarse y desayunar, pero a lo mejor tu momento de gloria está en la madrugada. Descúbrelo y explótalo a tu favor.

Ten todo el material a mano

Enfocarse en los estudios significa en gran parte que todo lo que necesitas estudiar esté al alcance y que no te tengas que estar levantando de la silla cada dos por tres. Reúne todo el material que necesites en la mañana o en la noche que vayas a estudiar y ten lo más despejado posible tu escritorio. La sencillez y el minimalismo ayudan mucho a concentrarse. Por ejemplo tener todos tus apuntes en un disco duro virtual como Dropbox, o todas tus notas en Evernote, te pueden suponer un ahorro de tiempo considerable

Evita las distracciones innecesarias

Preferimos que tu escritorio esté pelado de cosas. Entre ellas del móvil, del mando de la tele, de consolitas para jugar, etc, etc. “Ya tu sabes”. No te pedimos, lo verás en el siguiente punto, que estudies en verano tantas horas que el calor achicharre tus neuronas para siempre, pero sí que las horas que estés puesto, estés realmente en la tarea, dentro de ella, comprendiendo lo que estudias, memorizando, en definitiva, realmente atento y concentrado. Para ello es fundamental la austeridad de cosas que te puedan distraer. Sácalas de tu cuarto de estudios si es preciso.

Márcate un horario

Esto no consiste en ponerse a estudiar una buena mañana y parar cuando ya no podamos más, o estudiar hoy 9 horas y al día siguiente dos. Compensa un poco los esfuerzos. Un día de paliza estudiando te pueden suponer dos de relajamiento o desidia. Marcándote un horario es más fácil. Funciona como una plantilla del día que te marca el camino a seguir: su principio y término. Hay que ser un poco artista para hacer un buen calendario de estudios: si te pasas, te quemas, si te quedas corto, creerás que estás haciendo algo cuando no es así. Conócete primero y luego haz tu calendario.

Haz pausas

Son muy convenientes las pausas cada hora. Pero no muy prolongadas. Por cada hora de estudio, 5 minutos de parada. Bebe mucha agua, que tus neuronas no van a flotar y te vendrá muy bien para que tu cuerpo siga a tono durante el esfuerzo mental.

Repasa al final de cada día

Este es un consejo que os pedimos por favor que no olvidéis. Los consejos del Rincón del Vago son consejos para gente sin tiempo o que quiere aprovechar al máximo su tiempo para luego hacer cosas divertidas. Estudiar no le gusta a nadie, pero hay que hacerlo. Repasa lo que has hecho en el día, al acabar de estudiar. Tómate unos 15 minutos para ver si recuerdas qué has estudiado, los datos más importantes y si sabes conectar unos conceptos con otros. Te vendrá genial de cara al examen por si ya no hay tiempo de repasar.

Crea tu rutina

Lo que te decíamos del calendario. Si te haces a una rutina, a tu cuerpo le será mucho más fácil acostumbrarse al estudio. Piensa que este plan es para estudiar (mañanas o tardes, o noches) , pero que luego la otra parte del día sigas disfrutando del verano. No creemos en castigos, sino en motivación y se pueden compaginar estudios y veranos perfectos. ¡Inténtalo!

Y luego a aprobar!!

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...

No hay comentarios

No hay comentarios actuales Consejos sencillos para estudiar en verano sin renunciar a vacaciones. Quizás querrías añadir uno ?

Deja tu comentario!!